Delitos Carnales (2ª Parte)

Ver histórico

Sorprenderse, extrañarse, es comenzar a entender.
José Ortega y Gasset (1883-1955) Filósofo y ensayista español.
 

Zitadina 2013

 

 

¡Yo sí! Entiendo a los Hombres


 

 

 

¡Yo sí! Entiendo a los Hombres¿Quién entiende a su hombre? . . . sin dudarlo ¡Yo! Aunque nunca comprendí en su momento por que tenía que ser yo quien entrará en razón y no él. Mi primer contacto con el raciocinio fue el ver a mi padre en la ducha y con una erección, a los hombres les pasa ¡eso! de manera tan natural que nosotras comprendemos bien de que se trata cuando vemos uno en esa posición. Yo lo entendí así, pero cuando intente cambiar ese extraño gusto por un falso amor imaginario entre deseo carnal y cariño, fui yo quien entendió a su nombre cuando este simplemente rechazo este sentir; mi padre fue el primer hombre en mi vida, lo comprendí a él pero él jamás me entendió a mí, si alguien sabe de rechazos esa soy yo.


Existen los impulsos necios, esos que nos hacen cometer muchas tonterías. Juan Carlos reaccionó con sorpresa cuando debajo del pupitre simplemente lo besé en la boca, ambos teníamos seis años y aún no se me ha olvidado. Esa tarde, al salir de la escuela, le dijo a su madre que le gustaba una niña de la cual obviamente no me acuerdo, yo entendí que mi hombre (Juan Carlos) había reaccionado con total indiferencia a un acto el cual yo sentía sublime. Cuando él y su familia se mudaron de la colonia sentí mucha tristeza, no lloré, pero jamás volví a besar a ningún niño en la escuela. entendí que si los besaba por alguna razón se irían, y yo quería a Juan Carlos cerca de mi.
¡Quédate señor! ¡Quédate señor, en cada corazón! . . . En el coro de la iglesia se puede entender mejor a los hombres cuando sus actos viven en un libro; en el existe el perdón y el pecado, el regocijo y la absolución, te refugias en algo para creer en algo y hay un verso que dice así: ¡Señor! ¿que haremos con los eunucos? ¡Nada! dejadlos ser, ellos simplemente son. No comprendieron sus palabras ni antes ni ahora, pero yo tengo que entender que mi hombre es religioso que tiene culpas y que hay que lavarlas.


Asintomática se vuelve una con el paso del tiempo, en la escuela y con tantas burlas no queda de otra más que no reflejar emociones, pero los hombres somos visuales por instinto así que mirar bultos en la secundaria era para mí la fijación más natural a mis instintos, unos de los chicos más guapos de la escuela que también era de los más violentos solía tocar su pene a la voz de ¡Que puto! cuando le miraba esos ojos verdes, y es que en verdad era guapo y agresivo. Con el paso de los años y llegado un día transformada a mi casa por la noche, él estaba ahí en su auto bebiendo cerveza, wow comprendí que mi hombre (o sea yo) no era tan ¡puto! como él le decía, o al menos no era el único esa noche. ¿Por qué tuve que comprender yo su doble moral, y él jamás entendió la mía?.


Cuando algo falta lo más lógico es ir a buscarlo, cuando tu pasado te pesa saldrá a las luces, cuando quieres amar simplemente se niega. ¿Alguien se ha fijado en los ojos de todas las chicas Trans? -hay tristeza-, se mira todo menos amor, es más, ¡yo lo afirmo!, y hay una razón de ello, tan necias somos en querer tener algo a la fuerza una y otra vez que los ojos se cansan de llorar, entendí que ellos no están diseñados para amarnos por mucho que su boca lo diga.


Ponte a la par de ellos, ¡cógetelos!, date la vuelta y vete, ni un gesto de cariño; cuando las cosas funciona así, a su mundo las cosas se vuelven más sencillas, frías, pero sencillas. Hasta ahora entendí que a ellos no les gustan los celos, ni dar explicaciones, ni las formalidades, ni cursilerías, ni días especiales, ni los corazones rotos por otros, ni nada que tenga que ver contigo y con tu mundo. Yo mejor que nadie entiendo a los hombres hoy día, porque dentro de mí existe uno, que no me deja por más que lo trato como todos los hombres me han tratado a mí.

 


zitadina@hotmail.com


Nota importante:

Los textos que aparecen en las diferentes secciones de esta página son responsabilidad absoluta del autor o autora y no reflejan necesariamente el modo de pensar de este portal ni de sus administradores.