Delitos Carnales (2ª Parte)

Ver histórico

Quien cambia felicidad por dinero
no podrá cambiar dinero por felicidad.


 José Narosky (1930-?) Escritor argentino.

 

 

Money, money, money.


 

 

 

Money, money, money¡Bendito sea el dinero! todos ante él nos rendimos. Si fuera necesario cualquiera se pondría en cuatro con tal de obtenerlo, más que indispensable hoy día es nuestra felicidad total.


Los hombres de hoy en día se volvieron débiles si los comparamos con los antiguos, hoy es más fácil obtener lo que se quiera a la hora que se diga con tan solo tronar los dedos y esto aplica a todo hombre que tiene necesidad de pagar por aquello que le resulta una felicidad.


Es bien sabido que las personas bellas reciben de manera más fácil aquello que desean; un hombre guapo pocas veces pagará por sexo, bastara con guiñar el ojo y realizar el respectivo cortejo para llevarse a la cama a cualquiera que él quiera. Incluso en la modernidad que vivimos hoy día, las féminas asumen los gastos de ser necesario con tal de tener al “guapo” en la cama y cuántas historias de chicas trans que mantienen al “chulo” hemos oido; en otra realidad los feos siempre pagaran y más si se trata de una deidad trans inalcanzable (ja-ja ). Ellos tienen una posibilidad muy baja de ser objetos de deseo, en esta sociedad donde tanto discriminamos ser un ser humano no resulta suficiente, los defectos siempre encuentran una solución si se tiene dinero.


¿Qué sería de aquel que tenga el dinero suficiente para contratar a todas las chicas trans de la página? Admiración o lástima serían los polos en donde este ser se colocaría. Ahora bien, si no tuviera más que lo básico para vivir ¿alguna de estas deidades le haría caso? Si fuera guapo sin duda sí, si fuera dotado sin duda si, y eso por un par de horas. ¿Dónde quedó la inteligencia que también hace que te lleves a quien tú quieras a la cama? repito los hombres se están volviendo débiles, ya no les interesa luchar por aquello que desean, ¿quién es el fácil aquí el que paga por ello o la que se vende por ello?.


Es muy sencillo echarle la culpa a todo lo que nos rodea, si es la sociedad, que es la que me alimenta entonces estoy en deuda con la sociedad y si esta misma me pone las reglas tengo la obligación de mostrar mi mejor cara, una chica trans como esposa o novia no resulta la mejor cara, la sociedad las rechaza entonces yo rechazo a las chicas trans, es más fácil pagar por unas horas de placer y felicidad que vivir una vida con reclamos, entonces bien ¿es cuestión de dinero o de moral el porqué algunos no pagan o pagan? Si en esta vida todo tiene un precio como lo tiene el matrimonio, tal vez la diversión debería de tener un pago extra, por eso muchos casados pagan por lo que en casa ha dejado de ser divertido.

El dinero siempre potencializará todo aquello que eres, un adicto verá en su fortuna el paraíso, un infiel nunca tendrá límites si tiene dinero, un enfermo aliviara sus males si tiene dinero, quien paga por sexo tiene el derecho a gritarlo hay que exprimir cada centavo ¿no? En esta vida todo es negociable y casi todo se soluciona con dinero, en las chicas trans si la belleza no es la felicidad que es a lo único que se han empeñado en su vida, tal vez lo sea el dinero fácil y cuando me refiero a fácil es por que para ser lo que ellas son no es necesario estudiar, sin embargo nadie vive, viste o calza de bonitos pensamientos si los hombres en cuestión nunca serán su felicidad, un hombre con dinero es lo más próximo a serlo aunque este marque tu teléfono solo para preguntar por tu precio.
.
 

 


zitadina@hotmail.com


Nota importante:

Los textos que aparecen en las diferentes secciones de esta página son responsabilidad absoluta del autor o autora y no reflejan necesariamente el modo de pensar de este portal ni de sus administradores.