Delitos Carnales (2ª Parte)

Ver histórico

La felicidad es interior, no exterior; por lo tanto, no depende de lo que tenemos, sino de lo que somos.

Henry Van Dyke (1852-1933) Escritor estadounidense.
 

 

 

Un hombre para ser feliz.


 

 

 

Un hombre para ser felizNo sé hablar de amor es la frase recurrente en este medio casi hostil e indiferente de los hombres que gustan de las trans, para los catadores come pollas incapaces de amarlas no se genera ninguna culpa, más aun si esa culpa se puede lavar. Para ellos, que no tienen la obligación de tener que amarlas sin la retribución del sexo, existen las prostitutas que pareciera que no tienen sentimientos y puede ser que así sea; hoy día el amor no es suficiente, no alcanza y casi siempre se desperdicia. Cuando no se tiene la capacidad de amar aquello que tanto te gusta, la humanidad está perdida, dejemos que para los incapaces pase el tiempo, que por el momento cuenten sus billetes, cuando se madura y se vuelven viejos el muro de los lamentos no les alcanza.


¿El amor solo es heterosexual? ¡si! ¡lo es! A pesar de que la mayoría de los hombres y mujeres son capaces de amar a personas de su mismo sexo sin que estos sean homosexuales se suele experimentar en el núcleo familiar, el de los padres hacia los hijos es el mejor ejemplo. Sin embargo el amor para los hombres transfílicos tiene que estar enfundado en la mayor de las heterosexualidades (digo para no caer en controversias). Si una chica trans se acerca lo más que se pueda a una mujer biológica, esta tiene garantizado el amor de su hombre, incluso hasta el altar de la parroquia se vuelve accesible, pero ¿Y las demás?, las no agraciadas o se muere de envidia o se muere en el intento, total no conozco “vestida” sin fe, pero de algo que si sé, es que hasta la más diva le pueden poner los “cuernos” con una inferior, tal vez aquí un poco de amor puede ser suficiente.


Pero si en el mundo hostil e indiferente de los heterosexuales resulta difícil el amor y todo lo que eso con lleva, que un hombre transfílico se enamore de una trans no resulta imposible si no un acto heroico, para ello la susodicha tendría que ser un hombre al pensar y una mujer al follar lo cual es fácil pero muchas caen en dilema de que son divas, de que todo cue$ta y que nadie las merece; la otra cara de la moneda: ser inteligente, guapa y trabajadora tampoco es una garantía de nada, lo sé y me consta.


Los heterosexuales suelen ser más impulsivos a la hora de tomar decisiones con respecto al amor, algunos incluso hasta se casan (jajá), pasado los meses comienza la reflexión y casi siempre la toma de conciencia, lo cual debería ser lo contrario, sin embargo si suele ser así cuando ellos se fijan en nosotras, aquí primero la piensan y después se avientan, lo cual nos hace un favor a todos, con ello ¿Quién necesita de un hombre para ser feliz? Pues lo necesita toda aquella o todo aquel que necesita aprender algo en esta vida, algunos aprendemos a golpes otros a base del amor, y otros nunca entienden “amores no correspondidos, son amores no merecidos”. Le pregunte a un amigo que nunca había tenido noviazgo alguno que si se sentía solo por eso y él me respondió: No me siento solo, ¡estoy solo!.
 

 


zitadina@hotmail.com


Nota importante:

Los textos que aparecen en las diferentes secciones de esta página son responsabilidad absoluta del autor o autora y no reflejan necesariamente el modo de pensar de este portal ni de sus administradores.