Delitos Carnales (2ª Parte)

Ver histórico

Nunca es tarde para el arrepentimiento y la reparación.

Charles Dickens (1812-1870) Escritor británico
 

 

 

LOS ARREPENTIDOS.


 

 

 

LOS ARREPENTIDOS.Ese afán de querer comprenderlo todo nos está inquietando de más, si en algún momento de la vida nos vamos a equivocar siempre será fácil arrepentirnos, si nos arrepentimos en los parámetros de “lo normal”, tal vez y solo tal vez, no nos hemos equivocado lo suficiente.


Si de lo normal pasamos al otro lado de lo normal ¿En dónde caben las ofensas?, si entre los iguales las cosas resultan claras, sencillas y contundentes en donde simplemente los enojos no caben, sepa usted que nosotras las “mujeres trans” simplemente no nos soportamos, que existen tiempos en donde no es agradable ser uno mismo, si los demás tuvieran la fortuna de cambiar de forma radical su vida tal vez entenderían mejor a esos otros; meterse en otra psique y en otro cuerpo sería el sueño dorado de muchos, incluso he escuchado en boca de hombres idiotas la siguiente frase: “si fuera mujer sería bien puta”, sin duda no saben lo que dicen y no piensan lo que dicen.


Ser “mujer” no es cosa fácil y esto al parecer lo entendieron muy bien Orlando y Mikael, dos hombres que muestran una realidad en los tiempos de la Suecia de los años 60´s, 70´s y actuales. Nacer hombre, cambiar a una mujer transexual y después volver a ser hombre, se lee como un cuento de ciencia ficción, pero en una realidad lograda es un remolino de emociones que también se podría traducir a vivir un infierno en la tierra.


Ninguna vulva nos vuelve mujer, ningún pene nos vuelve hombres, si para poder entenderlo habría de castrarnos ¡Que esperan algunos para que así sea! Orlando que en su etapa de transición se hizo llamar Isadora y que incluso estuvo casada por más de 11 años con un hombre heterosexual, resulta que su matrimonio fracaso (adivine usted porque), Mikael desde su terrible entorno, el amor simplemente no conoció. Desde las necesidades o nacen los éxitos o nacen los fracasos, el mundo actual de todo se llena o de una ansiedad terrible, o de un morbo incontrolable, de una carencia de todo, o de una necesidad de pretensión y otra tanta de repulsión. Estos dos hombres que fueron mujeres pueden hoy día gritarle al mundo lo que es vivir de verdad en su verdad.


¿De qué se ha arrepentido usted? Fue la pregunta que se lanzo en una radio local de Suecia, Orlando y Mikael se conocieron tiempo después al coincidir en esa pregunta y tener ambos una situación peculiar -la reasignación sexual de mujer transexual-, desde mi punto de vista creo que es lo más fuerte que le he visto hacer a una persona muy por encima de su condición sexual, Orlando le grita a Mikael : ¡Un pene no te hace hombre! y efectivamente no lo hace hombre, así como un par de silicones no te vuelve mujer pero en ambos casos como ayuda: Si cierto éxito para las trans es su pene y que un par de tetas solo para ellas sean un adorno más del vestido ¿Qué orilla a una persona a mutilar una parte de cuerpo para sentirse cómodo? cortar de tajo algo creo yo que es una forma de auto castigo (según lo veo en Orlando y Mikael) es innegable que alguien no sienta placer en un órgano sexual y más terrible aun negarte el derecho a sentir, pero si nos volvemos tolerantes y respetuosos para que cada quien haga de su vida un papalote, la sociedad Sueca le reclama a Mikael la negativa de volver a operarlo ya que en ambos casos las operaciones las pago el gobierno, ¡y si señores! Esto no es un juego, a favor estoy de que se le niegue o en su caso que se la pague él.


Afortunadamente la chicas de hoy en día ya tienen y reciben mayor información acerca de los cambios de sexo, la mayoría en su caso se las pagan ellas mismas y casi siempre quedan divinas, que ironía que en algunos casos, lo que tanto utilizaron para obtener tanto dinero ahora se lo quieran quitar, hay una máxima que dice: ¡business is business!


“Los arrepentidos”
De Marcus Lindeen
Teatro Helénico Av. Revolución 1500
Lunes y martes 20:30 horas
Con: Margarita Sanz y Alejandro Calva.

 

 


zitadina@hotmail.com


Nota importante:

Los textos que aparecen en las diferentes secciones de esta página son responsabilidad absoluta del autor o autora y no reflejan necesariamente el modo de pensar de este portal ni de sus administradores.