Delitos Carnales (2ª Parte)

Ver histórico

 

 

"Uno puede comportarse como un estúpido, pero no tiene por qué serlo”.

Robert Musil

 

 

Gotas De Lucidez.

 

 

 

Une Nuit De La Bonté

 

"En este establecimiento no se discrimina a ninguna persona por su ........"  

Reza el cartel que tanto y tanto hemos visto, no se discrimina pero siempre está presente el cuestionar la sexualidad de los demás (al metiche le interesa saber que te gusta), no se les discrimina pero con simpleza se violan sus garantías individuales (de manera ilegal), no se discrimina pero con una mueca se les insulta, es más "No te discrimino, pero haste pa' ya".

Los actuales comportamientos semi educados no caben en sociedades cerradas y pequeñas, muchos y muchas defienden la igualdad pero les aterraría el solo hecho de tener un hij@ trans o un pariente trans; es más vivimos en una sociedad tan pero  tan educada, que se defiende más a un perro o un gato que a un ser humano por distinta que sea su condición. Convivimos con personas de inteligencia tan refinada y elitista que hablamos de un nivel de clasificación intelectual nuevo: "El que es muy inteligente pero que su inteligencia a nadie  le sirve".

¿Que hace uno con el insulto cuándo este viene de gente tan educada, inteligente y ultra fina? Hoy los insultos se acomodan en repisas,  incluso tienen un organo que los regula y condena, para ello se creó: La Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Discriminación (CONAPRED).

Se  confirma que estamos en una sociedad evoluciónada, exquisita, que clasifica, separa y discrimina. ¿Alguien ha visto un avance con este órgano gubernamental? o mejor aún, abrimos cualquier periódico del día para que este nos de la respuesta.

Los zombis de hoy caminan todos juntos con la misma bacteria -la intolerancia-,  son como las familias muégano que es muy del mexicano, donde sus integrantes no tienen identidad, hay que pensar todos igual y en conjunto; sobre eso se contruye la democracia actual, con la validez de los demás eres aceptado, bienvenido.

En qué cabeza caben esas fantásticas  gotas de lucidez que insisto, todo lo humano lo quieren revalidar, reinvidicar. Si algunas de las mentes más brillantes de este (México) y de cualquier país se han vendido al poder por el bendito dinero (no es ironía), ¿que se puede esperar de una transexual scort?. ¿De que nos sirve la belleza si sea prostituido?, ¿de que sirve el amor si sea prostituido?, ¿de que nos sirve la inteligencia si también sea prostituido?.

Las diferencias a veces parecen estar sin duda marcadas por la adquisición de un título; se puede ultrajar con facilidad al ignorante, se le puede robar al pobre de manera tan sutil, elegante y legal que una nación entera e ignorante no podría darse cuenta del atraco. Si lo inteligente, educado y fino puede hacer eso ¿que se espera de aquello no lo es?.

Mentes brillantes, gente de poder y miles de seres pensantes contratan prostitut@s, lo cual me parece un sinónimo de discriminación absoluto y disfrazado, sobre todo cuándo de la boca del contratante dicen ser muy respetuosos de todo, ese dulce que gira en su la boca dice: "Te alquilo cuando quiera". Si de los inteligentes nos esperamos esto ¿que se puede esperar de aquellos que no lo son?, ¿que puede más el cerebro o las hormonas? 

Jamás se erradicara la discriminación porque siempre seremos distintos los unos de los otros, duela lo que duela así será y aquí, el pasado y el presente me validan. Lo distinto ataca a lo distinto por muy similar que este sea en su discriminación, así se forman las cadenas y el odio, si en algunos casos lo que alguna vez llegó a ser amado y después detestado se da en esta sociedad educada y respetuosa, ¿que se puede esperar de aquello que no es amado, mucho menos respetado?.  

Si entre personas que se aman existen las diferencias intelectuales e incluso sociales  que nos hace amar aquello que parece ser tan distinto a nosotros incluso hasta físicamente (heterosexuales), aquí ni el amor se salva de selecciónar, separar, discriminar o ¿acaso uno se enamora de cualquiera?

Puede ser que no todos seamos tan inteligentes, dirigentes de una nación o con el poder absoluto en nuestras manos, casi siempre todo eso cuesta tiempo, dinero, contactos y favores; pero el RESPETO  se encuentra ahí como la simpleza del polvo al levantarse, nadie ama el polvo pero nadie se queja de su existencia.

Somos la involución de generaciones y generaciones que no se les enseñó amar lo diferente, quien se atrevió alguna vez a expresarlo fue crucificado y todos nos sabemos la mítica historia.

Zitadina@hotmail.com

Twitter @zitadina

Spotify zitadin@

 

 

 

 

 

 

Nota importante: Los textos que aparecen en las diferentes secciones de esta página son responsabilidad absoluta del autor o autora y no reflejan necesariamente el modo de pensar de este portal ni de sus administradores.