Escuchar en modo audio:



Zitadina

Ver histórico

 

 

                                   “No se odia mientras se menosprecia, sólo se odia al igual o al superior.

Nietzsche (1844-1900). Filósofo alemán

 

 

 

Machos en Tacones

 

 

 

Machos en Tacones

 

Nuestro ego tiene razón, somos el virtuosismo que cada mañana se despierta del lado derecho de la cama, y nadie tiene la valía de la contradicción.

Los oscuros y bastos caminos de la sexualidad carecen de algo muy particular y distintivo que es: el buen gusto, y por ende una falta absoluta de clase, elegancia y distinción, o sea, cuando nos vemos inmersos en el acto sexual este no discrimina, la sexualidad no discrimina, nuestras fantasías sexuales jamás nos discriminaran, eso sería ir en contra de nosotros mismos; por eso mismo la libertad que tenemos en nuestras cuatro paredes nos vuelve únicos, es ahí donde mucha de la gente que vive en una "normalidad" se desprende de ella para gozar otra más que le da satisfacción en múltiples sentidos. Sin embargo el Big Brother que vivimos hoy no sólo nos vuelve visibles, si no expuestos ante ¡TODO EL MUNDO!, la plataforma de Facebook es un ejemplo clarisimo de ello  -si no quieres ser criticado, entonces no lo publiques- .

Los "likes" nos han robado privacidad pero acambio nos han regalado publicidad fácil y barata, cualquiera que tenga una visión sexual (por muy rara que parezca) encajará en otra similar; dicho sea de paso un macho en tacones o un "hombre heterosexual" en tacones no solo vulnera el mal gusto, si no que agrede lo que está concebido como femenino, y lo que peor parece que es alimentando en algunos de los casos por esposas o novias con el mismo mal gusto que ellos, (si una mujer comete errores en el vestir un travesti más). En específico escribo de los travestis de closet, o de aquellos que contratan el servicio de transformación donde por una módica cantidad de dinero les mal viajan la visión real y les dicen: "te ves guapísima", "pareces mujer", aunque su espalda ancha les diga lo contrario; pagas para que te alimenten tu ego y vanidad, y ¡sí¡ hay personas que son y viven felices con ello.

Si la transformación se volvió deformación y lejos de rendirle culto a la imagen femenina esta se violenta de formas grotescas, ahora entenderemos por que somos un país misógino, discriminatorio y sexualmente agresivo; se pisan los cánones femeninos si un hombre que se trasviste, lejos de parecer mujer parece un chango disfrazado con peluca; si por otro lado las "divas" que gozan de la belleza trans les da pie a que solo por eso se pueda cobrar, solo por el hecho de existir y respirar sin que eso represente un esfuerzo intelectual, pregunto: ¿Acaso no es violento que esa belleza sea mancillada por señores peludos con peluca?, ¿y que el asco se desvanesca cuando se deslizan los billetes en la mano?. De qué sirvió que las divas griegas humillen a otras menos agraciadas si el poder del dinero lo dice todo, lo puede todo, lo calla todo.

Y posiblemente no sea lo sexual, o lo monetario los motivos, si no cuestión simplemente de soledad o fetiche y que esto da pie a dejar a un lado el buen gusto; ¿por qué el afán en cualquiera de sus rubros de parecer prostitutas o cabareteras?, ¿por qué el verse tan corrientes y vulgares es el camino elejido de estos travestis heterosexuales, travestis bisexuales o trans?, ¿por qué seguimos siendo el país del mal gusto? México no está acostumbrado a lo bonito, los graffitis son el equivalente de ponerse una minifalda de plástico con un maquillaje escurrido, los hoyos en el piso son el equivalente a ponerse medias con zapatilla descubierta, la basura en la calle son el equivalente a ponerse accesorios como si fueran la tienda misma.

Posiblemetente mis letras ofendan de una manera agresiva, pero también somos un país que esta acostumbrado a que le mientan, en dado caso la verdad siempre duele; si toco el tema del buen gusto y si por consecuencia se carece del mismo y con ello la gente se siente lastimada, más les debería de ofender no ser lo suficientemente inteligentes como para ser más que un simple cuerpo, o una fantasía,  lo cual me da pie a decir que la inteligencia en algunos casos esta peleada con el buen gusto.

Defender lo que no se puede defender no lleva inscrito el nombre de tolerancia, la discriminación, insisto, nunca dejará de existir, desafortunadamente eso que es tan malo también nos vuelve diferentes y únicos, lo que haces después de que discriminan es lo interesante (aprendizaje), pero con ello también va un refrán muy popular "como te ven, te tratan" o "para ser, hay que parecer".

Desafortunadamente existe el buen gusto o el mal gusto, o en el trayecto se aprende a diferenciarlo, lo que si puedo constatar es que lo bueno trasciende el tiempo, deja huella (Coco Channel por ejemplo); lo malo y lo feo se desvanece, queda en el olvido.

Zitadina@hotmail.com

Twitter @zitadina

Spotify zitadin@

 

 

 

 

 

 

Nota importante: Los textos que aparecen en las diferentes secciones de esta página son responsabilidad absoluta del autor o autora y no reflejan necesariamente el modo de pensar de este portal ni de sus administradores.