Escuchar en modo audio:



Zitadina

Ver histórico

 

 

                                   "Siempre hay algo en nosotros que no madura con la edad".

Jacques Benigne Bossuet (1627-1704). Clérigo católico, francés y escritor

 

 

 

Edad 2105 - 2016

 

 

 

Machos en Tacones

 

La edad es algo que no importa cuando tienes 18 o 20 años, es más, es aberrante pensar en la vejez. Los grandes impulsos, buenos y malos en su gran mayoría provienen de esa etapa donde somos jóvenes, muchas de esas mentes que han cambiado al mundo lo hicieron en la juventud. Pero hay una particularidad donde ser joven implica todo, por ejemplo: la transexualidad se vive mejor cuando eres una persona entrada en los dieciocho años, los estragos de reemplazo hormonal, así como la edad temprana servirán como campo de cultivo para no solo verte, sino ser toda una reina, en el caso de las mujeres trans; aquí las obviedades de mirarte femenina se maximizan, englobas las posibilidades con las necesidades y pareciera que no se conoce de límites, explotas cada rincón guardado de feminidad asfixiante que los años anteriores no te permitieron, y en ese momento pareciera que el tiempo y el futuro no existen. Sí, la juventud es un tesoro que vale como tal,  si conoces tu valor.

Otro tipo de particularidad cuando se es trans en otro tiempo, o pongámoslo así: cuando se sale del closet siendo ya un adulto, (aquí la dignidad es el único aliciente) es el de la experiencia y sus errores, pero los casos conocidos han dejado mucho que desear y es entendible que el tiempo desperdiciado se tome como caso de emergencia, muchas retoman a la trans joven que no fueron y se visten como las jóvenes actuales cayendo en ridículos y mal gusto para actuar y vestir, pero aquí hay algo en particular: ¿Qué mujer trans fue educada como tal?  Sin embargo ambas partes, juventud y vejez comparten algo, el ego enorme de verse ellas como mujeres, donde incluso travestis heterosexuales entran en ese rubro, pero lo fundamental, dirán los activistas, es: "la fascinación de ser" -sin importar el qué dirán- que ese, es otro mito que requiere de ser conveniente, porque en este mundo trans las críticas buenas nos validan lo que somos, y hacen que nos creamos cada halago, y las críticas malas nos ubican y contra restan el ego desbordado.

La juventud es un mito que te da todo, la vejez es una realidad que te quita todo. Mirándonos hacia atrás o adelante la felicidad de ser debería ser lo valido; pero hay felicidades que se adaptan o nos mienten como un simple maquillaje, peluca y vestido, o algo más extremo cirugías, drogas y dinero fácil, ambas por  figurar ser mujer, aquí 20/80 años no impiden nada en el año de las trans 2015-2016.

En un mundo que fue creado en la discriminación lo único que válida a quien lo vive es otro superfluo llamado belleza ¡uuf!, sin juventud, sin belleza, el mundo pareciera que está perdido, quién no valida ninguna de las dos asignaturas mencionada ¡miente! simplemente porque no las tiene, pero hay algo que podría salvarnos: el espíritu noble, la hermosa inteligencia, las ganas de vivir y en algunos casos equivocados, la ilusión del amor.

Zitadina@hotmail.com

Twitter @zitadina

Spotify zitadin@

 

 

 

 

 

 

Nota importante: Los textos que aparecen en las diferentes secciones de esta página son responsabilidad absoluta del autor o autora y no reflejan necesariamente el modo de pensar de este portal ni de sus administradores.